METODOS CROMATOGRAFICOS: CROMATOGRAFIA DE GASES Y LIQUIDA DE ALTA RESOLUCION

La cromatografía es un método de separación y análisis basado en el empleo de una fase estacionaria y una móvil. Los componentes de una muestra se hacen pasar por una fase estacionaria mediante el flujo de una fase móvil de manera que las sustancias se distribuyen entre las dos fases; aquellos solutos cuya relación de distribución sea favorable a la fase estacionaria quedan retenidos por ésta, mientras que los solutos que se encuentran preferentemente en la fase móvil serán los primeros en eluir. De esta forma los solutos serán separados en orden creciente a sus coeficientes de distribución con respecto a la fase estacionaria.

Tipos de cromatografía:

Los métodos cromatográficos pueden ser clasificados:

1) Según el dispositivo utilizado para conseguir poner en contacto la fase estacionaria y fase móvil:

– Cromatografía en columna: consiste en columnas huecas de longitud y diámetro variable en cuyo interior encontramos la fase estacionaria. La fase móvil se hace pasar por ellas ya sea por gravedad o por aplicación de presión.

– Cromatografía plana: la fase estacionaria se encuentra sujeta por una placa plana o en papel (cromatografía en capa fina y en papel, respectivamente) y la fase móvil se desplaza por ella mediante capilaridad o influenciada por la gravedad.

2) Según los estados de las fases implicadas, en especial de la fase móvil:

– Cromatografía de gases: gas-líquido o gas-sólido

– Cromatografía de líquidos: líquido-sólido, líquido-líquido, intercambio iónico, exclusión molecular.

– Cromatografía de fluidos supercríticos (cualquier sustancia que se encuentre en condiciones de presión y temperatura superiores a su punto crítico).

3) Según el mecanismo de interacción del soluto con la fase estacionaria:

– Cromatografía de adsorción: el soluto presente en una fase móvil líquida o gaseosa se adsorbe a las partículas sólidas de la fase estacionaria. La separación de los diferentes solutos se debe al equilibrio entre las fases estacionaria y móvil.

– Cromatografía de reparto: se vale de una fase estacionaria líquida que forma una película sobre un soporte sólido. La distribución del soluto vienen dada por el equilibrio entre la fase estacionaria y móvil.

– Cromatografía de intercambio iónico: consiste en hacer pasar una fase móvil líquida sobre una fase estacionaria que presenta grupos iónicos en su superficie de modo que los iones de signo opuesto quedarán retenidos por fuerzas electrostáticas.

– Cromatografía de exclusión molecular: las moléculas de cierto tamaño presente en la fase móvil líquida o gaseosa son excluidas por la matriz que presenta poros de un determinado tamaño, impidiendo así su paso por el gel y, por tanto, acortando su tiempo de retención.

– Cromatografía de afinidad: emplea interacciones específicas entre una clase de moléculas de soluto y una segunda molécula unida covalentemente a la fase estacionaria. (ejemplo: anticuerpo-proteína).

Anuncios
de jenrodte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s