CROMATOGRAFÍA DE LÍQUIDOS DE ALTA EFICACIA

Dentro de los tipos de cromatografía que se han desarrollado, y englobada dentro de las cromatografías cuya fase móvil está constituida por un líquido, destaca la Cromatografía Líquida de Alta Resolución (HPLC, High Perfomance Liquid Chromatography), también denominada de Alta presión. Esta técnica de separación y análisis consiste en hacer pasar una muestra líquida o sólida disuelta en un disolvente adecuado junto con una fase líquida móvil por una columna cromatográfica. Esa columna se caracteriza por encontrarse muy empaquetada, por lo que es necesario ejercer elevadas presiones para que el proceso no se alargue excesivamente en el tiempo. La separación de los componentes de la mezcla se efectúa gracias a interacciones de éstos con la fase móvil y estacionaria. Dependiendo del tipo de columna y de la interacción de los solutos con la fase estacionaria podemos distinguir:

– Cromatografía de adsorción líquido-sólido.

– Cromatografía de reparto líquido-líquido.

– Cromatografía de intercambio iónico.

– Cromatografía de exclusión molecular.

Previa a la breve descripción de los tipos de HPLC y sus características, describiremos el equipamiento necesario para llevarlas acabo.

Equipamiento: El disolvente elegido ha de ser compatible con la muestra a analizar y ofrecer unas buenas características de separación, para ello pueden utilizarse eluciones isocráticas, un solo disolvente o una mezcla fija de ellos, o variar su composición a lo largo del proceso en las llamadas eluciones con gradiente. En ambos casos se necesitan depósitos adecuados para albergar los disolventes. Generalmente, estos reservorios se encuentran asociados a una serie filtros y mecanismos de eliminación de gases que excluyen posibles partículas y gases que pueden afectar al proceso cromatográfico obstruyendo la columna y/o alterando los registros.

La fase estacionaria en HPLC presente en la columna se ha caracterizar por ser estable y resistente a altas presiones. Generalmente estos rellenos suelen ser inorgánicos como partículas de sílice, alúmina (óxido de aluminio, Al2O3) o vidrio. En el caso de cromatografía líquido-líquido la fase estacionaria es una película líquida que reviste el material empaquetado.

En la salida de la columna podemos encontrar un dispositivo de detección que nos identificará los solutos presentes en la fase móvil. Han de ser sensibles a pequeñas variaciones, deben tener un mínimo ruido y deriva, rápida respuesta en un amplio rango lineal y ser insensibles a cambios de flujo y temperatura. Dependiendo de la naturaleza de la muestra el dispositivo de detección elegido variará. Los detectores empleados comúnmente son aquellos que miden la absorción de radiación UV/visible o bien los detectores electroquímicos.

Anuncios
de jenrodte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s